X

Cuidados especiales con diferentes públicos

A pesar de que las fragancias están regidas por reglamentaciones y tienen sus niveles de seguridad muy estudiados y establecidos, nuestras exigencias con respecto al desarrollo de fragancias son diferenciadas para determinados públicos como:

Infantil (bebés)

Infanto-juvenil

Productos destinados a gestantes

Portadores de piel sensible

Productos con atributo hipoalergénico

En esos casos, restringimos aún más la utilización de alergenos y sensibilizadores permitidos, asegurando un cuidado extra.

Alergia, irritación e intoleracias escuche el podcast con la dermatóloga Dra. Monique Souza

Lea el podcast aqui.

¿QUÉ ES ALERGIA?

Las reacciones en la piel resultantes de la exposición a algún agente externo (como los ingredientes contenidos en productos) reciben el nombre de dermatitis de contacto.
Las reacciones causadas por cosméticos pueden ser diagnosticadas como:

Dermatitis de contacto: Es la más común. Se caracteriza por provocar daños a la piel inmediatamente después del contacto con el agente agresor, provocando una reacción inflamatoria con señales de rojeces, prurito, sensación de quemazón, etc.
La piel de los individuos atópicos es más propensa a presentar ese tipo de dermatitis. No hay mecanismo inmunológico involucrado.

Dermatitis de contacto alérgica: Es la menos común y no depende de la acción irritante del producto sobre la piel y sí de la predisposición del individuo.
El proceso no se desencadena en el primer contacto con el producto hay una sensibilización alérgica. Solamente en las siguientes exposiciones habrá una respuesta inmunológica contra antígenos de determinadas sustancias.

¿Por qué son cuestionados? Los productos cosméticos a veces pueden causar reacciones alérgicas, principalmente lo que es conocido como dermatitis de contacto irritativa. Esas reacciones raras, generalmente son completamente reversibles cuando el uso del producto es interrumpido.