X

Cases

Territorio sostenibilidad

Ese territorio fomenta la innovación en investigación de productos con total sinergia con la visión 2030 de sostenibilidad del Grupo Boticário.

Durante todo el ciclo de vida del producto – de la materia prima al descarte – enfocamos en la reducción de impacto al medio ambiente y la generación de impacto positivo a la población, tanto por su función o beneficio, como por la cadena de generación de valor y renta que tiene capacidad de generar.

EJEMPLO

Lanzamientos de shampoo de la marca Eume que poseen formula con menor impacto en el agua, representando un nuevo abordaje para el mercado, empoderando su preocupación con la gente y el planeta.

¿COMO ES QUE ESA INNOVACIÓN FUE POSIBLE?

A través de una herramienta diferenciada, I.A.R.A.™, logramos cuantificar el impacto de materia prima prejudicial al ambiente acuático.
De esa forma es posible medir el impacto de productos enjuagables, o sea, de shampoo, cremas de enjuague, aceites corporales, jabones, entre otros.
A partir de ese índice, el GB logra sugerir cambios en las formulaciones para asegurar mejor calidad de nuestros productos y mejorar la salud de nuestros ríos y océanos.

TERRITORIO DATA DRIVEN

El Territorio Data Driven cuenta con la sinergia de diferentes helos de la cadena, desde el producto en I+D hasta la tecnología en la TI.

A través de la combinación entre inteligencia artificial y big data, logramos captar y analizar información de un gran banco de datos, fomentando innovación cada vez más personalizada y diferenciada para nuestros consumidores.

EJEMPLO

Después de más de dos años de desarrollo, el Grupo Boticário lanzó los primeros perfumes del mundo hechos con ayuda de la inteligencia artificial (AI, en la sigla en inglés) en conjunto con IBM y una de las principales proveedoras de fragancia de la red, la alemana Symrise.

A través de la conexión con aliados globales, alcanzamos la combinación perfecta entre cognición de la máquina, la alquimia del perfumista y de los especialistas en perfumería de I+D del GB.

La precisión y capacidad de procesamiento de datos de la inteligencia artificial, sumadas a la sensibilidad del ser humano para dar el toque final, llevaron a la creación de una fragancia que realmente encanta al consumidor.